Cafayate recuperó el estatus de área libre de “polilla de la vid”

14 julio 2021

Compartir en redes sociales

Cafayate recuperó el estatus de área libre de “polilla de la vid”

El logro fue posible gracias al trabajo realizado por la Provincia junto a productores vitivinícolas, SENASA, INTA y municipio. El estándar nacional e internacional para la región es el fruto de 4 años de trabajo, luego de que en 2017 se detectaron ejemplares adultos en esa localidad de los Valles Calchaquíes.

En marzo de 2017 se encontraron en Cafayate ejemplares adultos de la plaga Lobesia botrana, la cual ataca al cultivo de vid. A partir del descubrimiento del insecto en la zona vitivinícola, la Comisión Provincial de Sanidad Vegetal (COPROSAVE) comenzó a trabajar junto a instituciones nacionales, locales y productores en la instrumentación de acciones sanitarias de control, lo que permitió que 4 años después el SENASA anunciara oficialmente, a través de la disposición 400/2021, que Cafayate recuperó el estatus de área libre de “polilla de la vid”.

Desde la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, a través del Programa de Protección Vegetal, se destacó el resultado obtenido como un hecho fundamental para la producción vitivinícola salteña, ya que fue un claro ejemplo de cómo mediante una planificación interinstitucional coordinada entre sector público y privado es posible alcanzar las metas propuestas.

Para conservar el estatus se mantiene activa la red de monitoreo, y el funcionamiento de los puestos de control en relación al movimiento de artículos reglamentados desde las áreas con presencia de la plaga, haciendo cumplir las normativas vigentes en el marco del Programa Nacional de Prevención y Erradicación de Lobesia Botrana.

Recuperar el estándar implicó reuniones quincenales del Comité de Emergencia, fortalecer puestos de control sumando policías para el funcionamiento durante las 24 horas en tiempo de vendimia (principalmente el ubicado en la localidad de Tolombón, incorporado con aportes de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario) y contratar barreristas para apoyar el trabajo de los agentes del SENASA en época de cosecha.

Para controlar la plaga en la campaña 2017/2018 se abarcaron más de 2000 hectáreas y se utilizó la técnica de confusión sexual empleando difusores de feromonas. Para ejecutar las medidas durante esa temporada la Provincia entregó a los productores de Cafayate 806.400 difusores provistos por el SENASA, institución que luego de la captura de los primeros ejemplares, amplió la red de monitoreo con 552 trampas. Los aportes provinieron del Gobierno Provincial, FONDAGRO, productores vitivinícolas y del SENASA. Durante las siguientes campañas continuaron usando la misma técnica de control tanto en áreas productivas como urbanas, con fondos provistos por los organismos e instituciones antes mencionadas.

Haber recobrado el estatus permite evitar pérdidas en los volúmenes de producción y en la calidad de la fruta tanto para consumo en fresco como para vinificación. Por lo tanto, en nuestra provincia el sector vitivinícola podrá continuar creciendo, produciendo algunos de los mejores vinos del país y exportando vinos de altura que a menudo obtienen premios y menciones en las más importantes competiciones internacionales.

 

Noticias relacionadas