El mascotismo de fauna silvestre provoca grave daño a los animales y está prohibido por la Ley

26 julio 2021

Compartir en redes sociales

El mascotismo de fauna silvestre provoca grave daño a los animales y está prohibido por la Ley

La Secretaría de Ambiente de la Provincia recibió una cachorra de puma que estaba cautiva en un domicilio. Advierten que retener animales silvestres como mascotas expone a las personas al contagio de enfermedades y a la agresividad de las especies. 

La Estación de Fauna Autóctona perteneciente a la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable advirtió sobre el daño, a veces irreparable, que se genera al ambiente y a los animales silvestres al sacarlos de su hábitat para convertirlos en mascotas. En muchos casos la reinserción no es posible y el animal pasa el resto de su vida en cautiverio;  a nivel ecosistémico, los que son extraídos del ambiente natural, dejan de cumplir su rol afectando a toda la cadena de la que forman parte.

La advertencia se da en el marco del rescate de una cachorra de puma que permanecía en cautiverio en una comunidad de ruta Nº86, al norte de la Provincia. El animal fue rescatado por la policía Rural y Ambiental de Tartagal y trasladado el pasado viernes a la Estación de Fauna Autóctona, donde se constató bajo peso y escoriaciones en la zona del cuello provocado por el collar y cadena.

Desde la Estación de Fauna explicaron que el mascotismo de animales silvestres es una forma de maltrato animal que pone en riesgo no solo a los ecosistemas, sino a la salud e integridad física de las personas que quedan expuestas tanto a diferentes enfermedades zoonóticas, como a los ataques y/o ferocidad de los animales.

De la misma manera, las especies silvestres mantenidas en domicilios como mascotas son sometidas a una alimentación que no es la suya y por lo tanto, deficiente. El encierro, genera cambios repentinos de comportamiento, problemas fisiológicos, de crecimiento, estrés y al llegar a la madurez sexual agresividad.

El cautiverio de animales silvestres para tenerlos como mascotas, es una  práctica penadas por la Ley de Fauna.

 

Noticias relacionadas